Domingo 23 de junio de 2024

Neuralink soluciona problema en primer implante cerebral humano tras dificultades iniciales

El primer humano en probar un chip cerebral de Neuralink, la startup fundada por Elon Musk, experimentó un problema apenas unas semanas después de la inserción del implante.

Según una publicación en el blog de la compañía, varios hilos conectivos del chip se retrajeron del cerebro del sujeto Noland Arbaugh, lo que afectó la velocidad de los datos y la eficacia del implante. Aunque pocos detalles fueron proporcionados sobre el incidente, Neuralink pudo ajustar el implante para mejorar su rendimiento.

Arbaugh, quien se convirtió en el primer paciente humano de Neuralink, quedó tetrapléjico en 2016 después de un accidente de buceo. Fue implantado con el chip en enero como parte del ensayo llamado Estudio PRIME, diseñado para estudiar la seguridad y funcionalidad del dispositivo.

En este ensayo, a los pacientes se les coloca quirúrgicamente un chip en la parte del cerebro que controla la intención de movimiento, y este chip, instalado por un robot, registra y envía señales cerebrales a una aplicación. El objetivo inicial es permitir a las personas controlar un cursor o un teclado de computadora solo con sus pensamientos.

Aproximadamente un mes después de la operación, Musk anunció que Arbaugh podía controlar un ratón de computadora con su cerebro.

La ambición final de Neuralink es conectar cerebros humanos a computadoras para ayudar a personas paralizadas a controlar dispositivos o personas ciegas a recuperar la vista. Aunque Musk ha expresado la aspiración de lanzar el producto Telepathy, que permitiría a los usuarios comunicarse más rápidamente, los consumidores aún no tendrán acceso generalizado a esta tecnología en el corto plazo, ya que requerirá una aprobación regulatoria más amplia.

Neuralink ha informado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) sobre este problema y está trabajando en soluciones mientras continúa con sus ensayos clínicos.