Lunes 17 de junio de 2024

Madres buscadoras denuncian la eliminación de sus hijos del censo de desaparecidos de México

En medio de la búsqueda desesperada de sus hijos, las madres buscadoras denuncian que miles de víctimas han sido eliminadas del censo oficial de desaparecidos del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. La semana pasada, el gobierno redujo en cerca de 15,000 el número oficial de personas no localizadas.

Socorro Gil Guzmán, madre de Jonathan Guadalupe Romero, quien fue detenido y desaparecido en Acapulco por policías municipales el 5 de diciembre de 2018, se encuentra entre aquellas cuyos hijos no aparecen en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (Rnpdno). A pesar de esto, los Servidores de la Nación, quienes supuestamente visitan «casa por casa» para confirmar si una persona desaparecida ha regresado y eliminarla del registro, no la han contactado.

Gil Guzmán cuestiona la afirmación del gobierno de haber encontrado a 15,158 personas desaparecidas, lo que redujo la cifra oficial de desaparecidos a 99,729. Ella señala que en el colectivo ‘Memoria, Verdad y Justicia’, al que pertenece, hay al menos 26 madres cuyos hijos no han sido censados, además de otros familiares que no figuran en la lista oficial.

Olga Lidia Mendoza Chávez, otra madre buscadora, también está preocupada por el borrado de las personas desaparecidas del censo. Ella busca a su hijo José Rafael Reina desde el 25 de marzo de 2015 y afirma que el presidente «nos está volviendo a desaparecer».

Las madres buscadoras enfrentan violencia y miedo, con varios casos de activistas asesinadas en años recientes. El colectivo ‘Memoria, Verdad y Justicia’ inició la búsqueda de dos hombres desaparecidos en Acapulco, pero hasta ahora no han encontrado indicios.

A pesar de los desafíos, la búsqueda continúa con determinación, con personas de diferentes sectores uniendo fuerzas para enfrentar la dolorosa realidad de la desaparición forzada en México.