Sábado 20 de julio de 2024

Asamblea arranca estudio de ley para potenciar la caficultura de El Salvador

La Comisión Agropecuaria ha comenzado a evaluar un innovador proyecto de Ley especial enfocado en la comercialización, el registro y la protección de los derechos de propiedad del café. Este proyecto busca garantizar tanto la comercialización nacional como internacional del café hasta su estado de “oro”, así como establecer regulaciones para los registros y actividades que aseguren los derechos y deberes de todos los participantes en el sector cafetero.

Durante una reunión clave, los legisladores conversaron con Carolina Padilla, presidenta del Instituto Salvadoreño del Café (ISCAFE), para profundizar en los detalles de esta propuesta legislativa.

Padilla subrayó que la iniciativa tiene como fin principal modernizar el actual marco normativo relacionado con las transacciones comerciales dentro de la industria agroindustrial del café en El Salvador. Indicó que el proyecto permitirá al ISCAFE proporcionar información crucial sobre el mercado del café, tanto a nivel nacional como internacional, lo que fortalecerá las relaciones comerciales del sector.

El proyecto también exige que los compradores soliciten la acreditación de inscripción en los registros propuestos por la nueva ley para poder comercializar café.

“Esta ley busca optimizar los procesos internos del Instituto del Café, recopilar datos que promuevan la transparencia en toda la cadena de valor del café y utilizar los análisis de mercado como herramientas clave para la toma de decisiones”, explicó Padilla.

Además, la propuesta legislativa establece requisitos específicos para la exportación de café, incluyendo la retención de permisos de exportación por parte de aduanas en situaciones determinadas y la corrección de anomalías por parte del exportador.

Ricardo Rivas, presidente de la comisión parlamentaria, enfatizó la relevancia de aprobar este proyecto de ley para impulsar el sector cafetalero, un pilar fundamental de la economía salvadoreña y esencial para el desarrollo sostenible, considerando que las plantaciones de café representan casi la mitad de los bosques del país.

Norma Lobo, diputada de Nuevas Ideas, comentó que durante mucho tiempo el sector cafetalero ha operado de manera desorganizada y, en ocasiones, en beneficio de unos pocos. Destacó que el café salvadoreño es altamente valorado en mercados internacionales, especialmente en Europa.

Por su parte, Saúl Mancía señaló que bajo esta nueva ley, el ISCAFE se encargará de registrar a todos los actores de la cadena productiva del café, desde productores hasta compradores internacionales.

“Esta normativa no solo se centra en la promoción y exportación del café, sino que también abarca la asistencia técnica y la creación de una base de datos que incluya a todos los implicados en la producción”, agregó Mancía.