Martes 23 de julio de 2024

Al acecho de las pandillas: El Salvador busca detener a miles de miembros pendientes de captura

El Ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, anunció ayer que aún queda por detener a un estimado de 18,000 a 20,000 miembros de pandillas en El Salvador, según los registros de fichas de pandilleros bajo su supervisión.

“Nuestras fuerzas del orden mantienen un control sobre los pandilleros pendientes de captura en esta área; estamos hablando de una cifra entre 18,000 y 20,000 aún por aprehender”, afirmó Gustavo Villatoro, el Ministro de Justicia.

Asimismo, aseguró que continuarán con el régimen de excepción hasta que cada pandillero en el país esté bajo custodia.

Villatoro anunció que en los próximos días presentarán acusaciones formales contra 494 líderes de la Mara Salvatrucha, constituyendo lo que él llamó “el corporativo” de la pandilla. Esta estructura incluye la ranfla histórica, la ranfla en libertad, “las 15 sillas” y los 32 programas.

De estos, indicó que 403 están actualmente en prisión, quedando 91 por capturar. De los 15 líderes, 12 ya están bajo custodia. Todos ellos enfrentarán cargos por pertenencia a la pandilla. El Ministro destacó que aquellos que estaban a punto de cumplir condenas por otros delitos relacionados con la actividad de la organización criminal no serán liberados, ya que serán procesados por su afiliación pandillera.

Para agilizar el procesamiento de los detenidos bajo el régimen de excepción, el Gobierno presentó propuestas de reformas a la Asamblea Legislativa, las cuales fueron aprobadas. Estas reformas incluyen la capacidad de la Fiscalía General de la República para presentar acusaciones en grupo y la extensión de los plazos de instrucción hasta por dos años adicionales, permitiendo que los fiscales agrupen las acusaciones.

El régimen de excepción fue aprobado en la madrugada del 27 de marzo de 2022 y ha sido prorrogado mensualmente por los diputados a solicitud del Ejecutivo desde entonces.